No es de extrañarse que el cantante del regional Mexicano, Edwin Luna, vocalista de una de las agrupaciones del género grupero más importantes del momento, La Trakalosa de Monterrey, nos demuestre su gran corazón, humildad y toque humanista que tanto lo caracteriza, y es que en esta ocasión, nos demostró nuevamente que regalar sonrisas en uno de los obsequios para preciados que se puede otorgar al integrarse a una asociación sin fines de lucro cuyo motor principal es cumplir el sueño de niños con enfermedades terminales.

Edwin Luna, es hoy por hoy considerado como uno de los mejores interpretes del regional Mexicano, donde el cantante está pasando por los mejores momentos de su carrera a lado de La Trakalosa de Monterrey, pero ni la fama ni el éxito hacen que pierda los pies sobre la tierra al interprete de “Supiste Hacerme Mal” y se da el tiempo de devolverle a la vida parte de lo que ha recibido.

Y es que, en esta ocasión, Edwin Luna se integró a una asociación sin fines de lucro el cual ayuda a niños con enfermedades terminales, donde el cantante logró percibir los casos de los pequeños con diversos padecimientos, tales como el cáncer. Al ver dichas escenas, Edwin Luna se conmovió  y decidió ayudarlos, además de regalarles una canción a todos los miembros de dicha asociación.

Por lo que Edwin Luna, vocalista y líder de La Trakalosa de Monterrey expresó: “Nuestro objetivo principal al unirnos es cambiar el dolor y sufrimiento de los niños por momentos de esperanza, diversión y alegría, ayudando a hacer realidad sus más grandes sueños”

Pero el corazón de Edwin Luna no queda ahí, sino que el interprete de “Dos Monedas” decidió ayudar a la pequeña Dulce que padece cáncer y la cual desea tener una fiesta de XV años, por lo cuál la institución en conjunto con Edwin ya trabajan en esa labor.

Así que nuevamente levantemos las manos y demos un fuerte aplauso a Edwin Luna, quién gracias al gran corazón y humildad nos demuestra nuevamente que ni la fama puede cambiar a una persona cuando trae bien cimentado sus raíces. ¡Enhorabuena Edwin Luna!