Hoy día el nombre de Marco Flores y La Jerez son ya una referencia en la música regional mexicana, su estilo se ha caracterizado por la alegría y sencillez de sus temas que de inmediato, se apoderan de la mente y corazón de sus seguidores, tal y como seguramente sucede con un trabajo como “La Burra orejona”.

La algarabía es otra constante en los trabajos de Marco Flores, quien siempre ha cuidado que sus melodías estén impregnadas de mucha sencillez, buscando únicamente brindar ratos de gran diversión y sobre todo dejar abierta la invitación para mover todo el cuerpo, al puro ritmo de La Jerez, tal y como ahora lo hace a través de la historia de “La Burra orejona”, en donde se realiza un juego de palabras para comparar algunas actitudes de una burra con las de una mujer, todo esto en son de broma.

“Yo tengo una burra que es muy orejona que tiene la rienda y es muy agachona y tiene la misma mirada que tu y a veces rebuzna igualito que tu…que cuando se agacha saco la pistola y si no camina le tuerzo la cola y tiene la misma mirada que tú y a veces rebuzna igualito que tú…”

El estilo desenfadado de Marco Flores le ha permitido permanecer vigente en el gusto del público a quien ha puesto a bailar al ritmo de La Jerez, con trabajos como “Zapateado endemoniado” que a la fecha ha logrado superar los 9 millones de vistas en You Tube, o “La Marihuana” que registra más de millón y medio de visualizaciones, mientras que con “La Burra orejona” nos puede hablar de más de cuatro millones.

Estos resultados llevan a Marco a seguir creando y proponiendo música para sus seguidores quienes ven en él una excelente opción para ponerse a bailar y divertirse con temas muy populares, de situaciones cotidianas y hasta cierto punto divertidas, tal y como lo muestra en “La Burra orejona” con la que más de uno seguramente se ha puesto a bailar.

El propósito de Marco está muy claro, la invitación para saltar a la pista y bailar al ritmo de La Jerez, está más que abierta, ahora sólo espera que los programadores de radio puedan ayudarle a difundir este trabajo y que sean muchos más los que puedan disfrutar de la historia de “La Burra orejona”.